Running Revolution

2013-08-27

En los últimos años, numerosas firmas tecnológicas e institutos de investigación han dado un giro radical al sector textil y de la confección, aportándole una dosis vanguardista que bien merece una inversión.

Confederación española de la moda

Uno de los segmentos en los que se han incorporado más innovaciones tecnologías es el de la ropa deportiva, en especial, en el sector del running.

Juan Carlos González, Director de Innovación de Mercados en Indumentaria del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), nos presenta algunas de las últimas innovaciones que, a su parecer, están revolucionando este sector.

Según nos cuenta, una de las tendencias más importantes se dirige hacia la integración de sensores electrónicos flexibles en los tejidos para monitorizar la respuesta del cuerpo durante la carrera. Miden el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, las calorías consumidas, etc. Las nuevas tecnologías permiten analizar estos datos en diferentes dispositivos como relojes, reproductores de música, gps y smartphones.

Otras innovaciones van más allá y crean un oasis en el campo de la medicina. MC10, una startup de Cambridge, Massachusetts, acaba de anunciar, por ejemplo, el lanzamiento de un gorro deportivo de Reebok que medirá los impactos, combatiendo la conmoción cerebral y otras lesiones.

También existen nuevas tendencias basadas en nanotecnologías que permiten que la ropa genere energía gracias al caminar de la persona, de su respiración o incluso del latido del corazón. Estos tejidos convierten la energía mecánica en eléctrica a través de fibras flexibles recubiertas con nanocables. El desarrollo de esta tecnología podría convertir el calzado y las prendas de vestir en generadores eléctricos capaces de cargar elementos portátiles con batería o implantes médicos –señala Juan Carlos.

Otras tecnologías apuntan hacia prendas multicapa que incorporan textiles con nuevas funcionalidades, acabados superficiales y membranas con tecnologías termorreguladoras que mejoran el microclima del usuario y por tanto su confort, protediéndolo incluso frente a rayos UV.

Las prendas de compresión también están en boga: favorecen el retorno venoso, reduciendo la acumulación de toxinas a la vez que aumentan la oxigenación de los músculos. Esta mejor oxigenación reduce la posibilidad de calambres y daños musculares, lo que permite realizar sesiones de alto impacto más prolongadas y con menor fatiga.

Para los que correr sin música es impensable, existen en el mercado múltiples prendas que incorporan medios de conexión a dispositivos para escuchar música. Para los que practican el culto al cuerpo, son muchas las marcas que trabajan en prendas especialmente creadas para reducir peso, atacar la celulitis, etc.

Fuente: Pinkermoda