Los problemas en los pies son una de las principales causa de las caídas en los ancianos

2013-10-03
Foto EuropaPress

Los problemas en los pies son una de las causa de las caídas en los ancianos, que suponen uno de los problemas geriátricos "más importantes", ya que "ponen en riesgo la salud de los mayores provocando lesiones, incapacidad o, incluso, consecuencias peores", según advierte el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) en un comunicado.

Las patologías más frecuentes en la Tercera Edad son los juanetes, dedos en garra y aplanamiento del pie. Por ello, apunta que es "fundamental" acudir al Podólogo para que detecte las posibles anomalías y deformidades en el pie que pueden dificultar la deambulación antes de generen complicaciones mayores, cortar adecuadamente las uñas que con los años pueden aumentar su grosor y provocar molestias al caminar, eliminar las durezas y callos.

Además, en los casos necesarios, aconseja proteger las prominencias óseas y deformidades de los pies con el uso de ortésis de siliconas o la confección de plantillas, para evitar el dolor causado con el movimiento que podría alterar la marcha e incrementar la inestabilidad. El uso de plantillas en las personas mayores puede proporcionar una marcha más estable, carente de malestar y confortable.

Desde el ICOPCV se recomienda que utilicen zapatos que sujeten bien el pie con cordones o con velcros, que dispongan de suela antideslizante y que permitan las transpiración natural. Además, deben evitar el calzado con suelas desgastadas, tacones altos, en chancleta o zapatilla suelta.

Asimismo, señala que como es muy frecuente que los pies se hinchen y el calzado apriete a lo largo el día, es aconsejable el uso de zapatos confeccionados con materiales especiales, lycras y espumas que cedan. Por lo que se refiere a las medias y calcetines, se recomienda utilizarlos de algodón y descartar las fibras sintéticas, porque no favorecen la transpiración e incrementan la sudoración.

Por último, es importante que las personas mayores no utilicen calcetines o medias remendadas o con costuras, ligas o calcetines con elástico superior que aprieten, ya que al impedir o entorpecer el retorno venoso son causa de edemas periféricos.

Fuente: EuropaPress.es