El IBV, ASEPRI y CFE lideran en España el proyecto europeo E-Child financiado por el Programa de Aprendizaje Permanente Leonardo Da Vinci de la Comisión Europea

2013-12-19

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) ha acogido esta semana la Conferencia final del proyecto E-Child en la que se ha presentado el curso “Formación en diseño de productos infantiles para la mejora del confort y la funcionalidad”.


El IBV, ASEPRI y CFE lideran en España el proyecto europeo E-Child financiado por el Programa de Aprendizaje Permanente Leonardo Da Vinci de la Comisión Europea El IBV, ASEPRI y CFE lideran en España el proyecto europeo E-Child financiado por el Programa de Aprendizaje Permanente Leonardo Da Vinci de la Comisión Europea

El contenido del curso “Formación en diseño de productos infantiles para la mejora del confort y la funcionalidad” ha sido desarrollado durante los dos últimos años por el IBV y ASEPRI (Asociación Española de Productos para la Infancia) en colaboración con especialistas europeos multisectoriales; asociaciones de productos para la infancia (CFE y NovaCHILD), asociaciones de diseñadores (ORNAMO y BAATPE), especialistas en formación online (STPKC) y especialistas en desarrollo de proyectos (IEP), en esta iniciativa subvencionada por el Programa de Aprendizaje Permanente – Leonardo Da Vinci de la Comisión Europea.

El curso se desarrolla de modo on line y consta de 60 horas e incluye contenidos teóricos y prácticos, expidiendo una acreditación tras su conclusión.
Estará disponible a partir de 2014 en Inglés, Español, Francés, Búlgaro, Finlandés, Alemán e Italiano.

Los diseñadores dispondrán de esta herramienta válida y ampliamente contrastada para el desarrollo de nuevos productos ergonómicos destinados a la infancia.

El diseño de productos infantiles requiere del conocimiento sobre la evolución y los cambios a lo largo del proceso de desarrollo infantil, incluyendo aspectos como la interacción física (ajuste, antropometría y crecimiento), la interacción fisiológica (confort térmico), los aspectos motores (adaptación a los movimientos), la interacción psicológica (capacidad cognitiva) o cualquier combinación de éstos (usabilidad y seguridad tanto de padres como de niños).

Fuente: edicionessibila.com